viernes, 22 de marzo de 2013

Receta de jabón casero natural y repelente de insectos


Ingredientes:


• 50 gramos de cera de abejas.
• 50 gramos de manteca de áloe vera.
• 50 gramos de manteca de cacao.
• 50 mililitros de aceite de almendras.
• 10 gotas ce aceite esencial de citronella.
• 10 gotas de aceite esencial de eucalipto.
• 10 gotas de aceite esencial de geranio o sándalo.
http://riesgoquimica.com/advanced_search_result.phpkeywords=SANDALO&submit2.x=70&submit2.y=14

Preparación:

Debemos colocar, la cera, la manteca, y el aceite de almendras a baño María hasta que todos los ingredientes se fundan y formen una pasta homogénea, luego retiraremos del fuego y procedemos a agregar todos los aceites esenciales cuidadosamente para que no se forme espuma ni se hagan globos de aire y procederemos a llenar los moldes de forma y tamaño de nuestro agrado.

Utilización:

Éstos jabones son muy prácticos, ya que no se enjuagan, y simplemente basta con frotarlos sobre nuestra piel, al exponernos al aire libre, no solamente perfuman delicadamente sino, que no permiten que se nos acerquen los insectos. Son fáciles de transportar y no manchan ni se vuelcan, como los repelentes tradicionales.

Foto: Receta de jabón casero natural y repelente de insectos

Ingredientes
• 50 gramos de cera de abejas.
• 50 gramos de manteca de áloe vera.
• 50 gramos de manteca de cacao.
• 50 mililitros de aceite de almendras.
• 10 gotas ce aceite esencial de citronella.
• 10 gotas de aceite esencial de eucalipto.
• 10 gotas de aceite esencial de geranio o sándalo.

Preparación:
Debemos colocar, la cera, la manteca, y el aceite de almendras a baño María hasta que todos los ingredientes se fundan y formen una pasta homogénea, luego retiraremos del fuego y procedemos a agregar todos los aceites esenciales cuidadosamente para que no se forme espuma ni se hagan globos de aire y procederemos a llenar los moldes de forma y tamaño de nuestro agrado.

Utilización:
Éstos jabones son muy prácticos, ya que no se enjuagan, y simplemente basta con frotarlos sobre nuestra piel, al exponernos al aire libre, no solamente perfuman delicadamente sino, que no permiten que se nos acerquen los insectos. Son fáciles de transportar y no manchan ni se vuelcan, como los repelentes tradicionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa" Einstein

 

Google+ Followers