martes, 9 de abril de 2013

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES


El Aceite se obtiene mediante el prensado de la almendra. Se ha utilizado desde hace milenios para mejorar la apariencia y el estado general de la piel, especialmente en casos de sequedad, deshidratación o escamación. Rico en vitaminas A y E., proteínas, sales minerales y ácidos grados, el Aceite de Almendras es muy nutritivo y apto para todo tipo de piel, especialmente para las más sensibles y secas. El Aceite de Almendras proporciona elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave. Es muy utilizado en el tratamiento de masajes por sus propiedades emolientes y antiinflamatorias, y por su capacidad para suavizar la piel sin obstruir los poros

..... el comodín de la cosmética

El aceite de almendras se obtiene a través del fruto del árbol del almendro(prunu dulcis), de la familia de las rosáceas, que tiene su origen en las regiones de Asia Central, donde es cultivado desde hace miles de años. El aceite de almendras se obtiene prensando al frio y por extracción y refinado con poco olor.Hoy en día el aceite de almendras es probablemente el más usado para masajes. Se esparce fácilmente y es muy nutritivo para la piel, además es excelente como base de maquillaje ya que su aroma no es muy fuerte.
La almendra es rica en grasas naturales y vitaminas A,B y E; propiedades que recoge el aceite de este fruto. El aceite de almendras es bueno para suavizar la piel ya que es hidratante desinflamante. Por ello, su aplicación se recomienda tras la ducha, ya que de esta manera la piel absorberá mucho mejor y rápido el aceite. Como comentábamos anteriormente, es muy usado en aromaterapia, debido a su textura ligera que se desliza con facilidad en las manos.
Pero además de la función de hidratar, el aceite de almendras esta especialmente indicado para prevenir las estrías, incluso en periodos de embarazo. Su gran poder regenerador evita que las fibras internas de la piel se rompa a consta de los cambios de peso o volumen.
Por si fuera poco, el aceite de almendras también funciona muy bien sobre el cabello, en especial sobre cabellos secos y quebradizos. El aceite de almendras al tener tantísimas vitaminas A, B y E, es antioxidante y regenera el tejido capilar. Ayuda a nutrir el cuero cabelludo y evita su descamación previniendo la caspa.
Un truco muy sencillo es realizarse una mascarilla con tres cucharaditas de acondicionador normal, media de aceite de almendras y media de aceite de oliva. Calienta la mezcla y aplícatela tibia en el pelo, dándote un suave masaje capilar, espera media hora y aclara el pelo con mucha agua templada.
ACEITE DE ALMENDRAS Dulces Refin. Farma  100 ml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total