lunes, 29 de julio de 2013

¿Cómo elegir una crema anti-arrugas?

Pasada una cierta edad, las mujeres buscan unacrema anti-edad que permita mantener una piel tersa y firme. Gracias a las últimas innovaciones, los cosméticos actuales ofrecen la posibilidad de atenuar los efectos del paso del tiempo. ¿Cómo elegir la crema más adecuada?

Los activos anti-edad 

Los anti-oxidantes: son sustancias anti-edad en forma de vitamina A, C, E, de oligoelementos (zinc, selenio, silicio), de vegetales (té verde, pepitas de uva) y de algas. Ayudan a luchar contra los radicales libres, mejorar el relieve de la piel y reparar los daños ocasionados por la polución. Las cremas a base de anti-oxidantes son recomendables para las pieles finas.

-La vitamina A: Utilizada a menudo para luchar contra el acné, este potente activo se reemplaza en las cremas anti-arrugas por el retinol, un derivado menos irritante. Estimula la renovación celular, alisa las arrugas poco profundas y aumenta el espesor de la piel. Se aconseja su utilización a partir de los 35 años para las pieles precozmente arrugadas, o partir de los 20 años para prevenir la aparición de las arrugas.

Los AHA: Estos ácidos están presentes en los cítricos, la uva y la caña de azúcar. Tienen un poder exfoliante que elimina las células muertas de la epidermis, hidrata y alisa las arrugas de expresión para iluminar la tez. Utilizar en caso de de tener la piel gruesa o estropeada por el sol. Por el contrario evitar en caso de tener una piel demasiado reactiva al sol.

Los filtros solares: Protegen la piel de los rayos del sol. Están compuestos de anti-radicales contenidos en la crema anti-arrugas (vitamina E, vitamina C, caroteno, oligo-elementos...).

Ciertas cremas anti-arrugas pueden compensar algunas carencias de la piel: 

Las carencias hormonales de la menopausia, por medio de los fito-estrógenos contenidos en algunas cremas anti-arrugas.  

La sequedad de la piel, que agrava el estado de las arrugas, por medio de los activos hidratantes contenidos en algunas cremas anti-arrugas.

Elige tu crema en función de tu tipo de piel 

Si tienes la piel seca: la piel seca se caracteriza por la fragilidad de la capa superficial de la epidermis. La piel tendrá tendencia a afinarse y a irritarse fácilmente. 

Este tipo de piel necesita: una crema anti-arrugas para pieles secas, que debe contener filtros solares idénticos a los incluidos en las cremas solares, así como anti-radicales para luchar contra los efectos nocivos y oxidantes del sol sobre la piel.

Evitar: las sustancias exfoliantes que irritan las pieles secas.


Si tienes la piel grasa: la piel grasa se caracteriza por una seborrea importante que protege la epidermis. Su aspecto puede parecer graso o brillante por lo que las pieles grasas necesitan más bien una crema anti-arrugas que luche contra la pérdida de elasticidad y reduzca el aspecto graso y brillante. La crema anti-arrrugas para las pieles grasas debe proteger la piel de los factores que aceleran el envejecimiento de la piel, como el sol. Debe contener filtros solares, así como anti-radicales que luchen contra los efectos nocivos del sol sobre la piel. 

Evitar: la aplicación de la crema anti-arrugas para pieles grasas alrededor del contorno de ojos.


Si tienes la piel mixta: la piel mixta se caracteriza por la diferencia de la textura en función de la zona del rostro. La zona media del rostro suele tener tendencia a ser grasa, mientras que el resto de la cara es más bien seca. La piel mixta tendrá tendencia a irritarse fácilmente. Cuando la mayor parte del rostro tiene tendencia a ser seca, la piel mixta debe ser considerada como una piel seca en lo que a cremas anti-arrugas se refiere. 

Este tipo de piel soporta mal las agresiones externas como el frío intenso, los ambientes demasiado secos, la utilización del agua caliente, los jabones... 

La crema anti-arrugas para pieles mixtas debe contener los filtros solares y los anti-radicales. 

Evitar: las substancias ácidas (AHA como los ácidos de frutas o el ácido láctico, el ácido glicólico...) que irrite la piel.


Buenos consejos 

- Es preferible aplicar la crema antioxidante por la mañana para proteger la piel expuesta a los rayos UV, a la polución... y aplicar una crema anti-arrugas por la noche. 

- Alternar cada seis meses los productos utilizados.

Buena higiene de vida

Para un resultado eficaz, es necesario acompañar las cremas anti-arrugas con una buena higiene de vida.

Desmaquillarse bien mañana y noche, proteger la piel contra el sol, tener una alimentación sana y equilibrada consumiendo a diario frutas, verduras y aceite de oliva, ricos en virtudes antioxidantes.

Fuente:  enfemenino.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa" Einstein

 

Google+ Followers